Contratación para una economía baja en carbono

El proyecto GPP 2020 tiene como objetivo generalizar la contratación pública baja en carbono en Europa, en apoyo a los objetivos de la UE de lograr una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero del 20%, un aumento de la cuota de las energías renovables del 20% y un aumento de la eficiencia energética del 20%, de aquí a 2020.

En los últimos años, la concienciación por la compra y contratación pública verde (CCPV) se ha incrementado de manera considerable. Hoy en día, las herramientas, guías y criterios de CCPV están ampliamente disponibles en muchos países. Sin embargo, la gran mayoría de licitaciones públicas realizadas en Europa todavía no incorporan criterios medioambientales eficaces, y no concluyen con la adquisición de soluciones sostenibles.

El proyecto GPP 2020 tiene el objetivo de generalizar una contratación pública que favorezca menores emisiones de carbono en toda Europa, a través de las siguientes actividades:

  • Las entidades socias del proyecto llevarán a cabo más de 100 licitaciones orientadas a la reducción de las emisiones de carbono. Con ello se pretende alcanzar una reducción significativa de las emisiones de CO₂ de manera inmediata.
  • Acciones de formación y de trabajo en red (networking) - tanto para personal de compras como de formación en contratación -  para la aplicación de la CCPV en ámbitos relacionados con la energía en Alemania, Austria, Croacia, Eslovenia, España (Cataluña), Italia, los Países Bajos y Portugal.
  • Mejora de las estructuras permanentes de apoyo a la CCPV, tales como servicios de asistencia técnica en los mismos ocho países partícipes en el proyecto Alemania, Austria, Croacia, Eslovenia, España (Cataluña), Italia, los Países Bajos y Portugal.

El proyecto GPP 2020 está cofinanciado por el programa Energía Inteligente para Europa de la Comisión Europea.

¡Implícate!

IEE

The sole responsibility for the content of this publication lies with the GPP 2020 project consortium. It does not necessarily reflect the opinion of the European Union. Neither the EACI nor the European Commission are responsible for any use that may be made of the information contained therein.